Ficus umbellata

El ficus umbellata pertenece a la amplia familia moracecae, cuyos árboles se conocen comúnmente como higueras. Este tipo de ficus muy vistoso y ampliamente valorado en las planificaciones de decoración interna y ornamentación en general gracias a sus llamativas hojas, verde brillante en forma de corazón, con nervios bien marcados y extremidades onduladas.

Cuidados del ficus umbellata

Nombre común: Ficus Umbellata
Nombre científico: Ficus Umbellata
Familia: Moraceae
Origen: Asia y África
Ubicación: Interior
Luz: Luz directa
Riego: Abundante (mantener tierra húmeda)
Temperatura: Entre 15y 25 ºC

El ficus umbellata se desarrolla mejor en exterior pero se adapta perfectamente a los espacios interiores siempre y cuando se mantenga un mínimo de cuidados y se suplan sus necesidades básicas, luz natural, buen sustrato y humedad de la tierra.

Tal como se puede observar en la imagen, las hojas del ficus umbellata son muy atractivas y exóticas. Para mantener el brillo del verde se sus hojas, además de propiciar todos los cuidados para el correcto desarrollo de la planta, se puede limpiarlas con un trapo mojado, sin suministrar ningún tipo de producto, para eliminar el polvo y refrescar las hojas.

Cuidados del ficus umbellata

En lo que respecto a los cuidados del ficus umbellata, se trata de una planta fácil de cuidar. Lo ideal es ubicarlo en un espacio donde le permita recibir la máxima cantidad de luz natural posible. De hecho, si recibe algunas horas de luz solar directa mejor para su correcto crecimiento.

En verano, se recomienda rociar las hojas con agua para mantener la humedad de la planta, de este modo se evita que las hojas se revienta con el exceso de calor.

En lo que afecta el riego, en verano se recomienda mantener la tierra de la maceta húmeda pero sin que se produzca encaramientos. Por eso es importante utilizar una caseta con agujeros en la base y un sustrato que permita un buen drenaje y además debe ser un suelo fértil.

Para mantener la fertilidad del suelo basta con aplicar algún tipo de abono de amplio espectro o bien abonos orgánicos para favorecer el crecimiento saludable del ficus umbellata.

También es importante ubicarla en un punto donde este resguardada de corrientes de aire y alejada del aire acondicionado o calefacción.

Las raíces del ficus umbellata son vigorosas y crecen mucho por eso es importante utilizar una maceta grande y además cambiar la maceta cada año.

Es importante tener en cuenta que la mayoría de los ficus produce una especie de líquido lechoso (látex) que es tóxico. El látex puede ser observado cuando cortamos sus hojas o podemos sus ramas, por eso es importante lavarse bien las manos después de manosear el ficus umbellata.

La propagación se hace durante la primavera, mediante esquejes de hojas o troncos.

En definitiva, el ficus umbellata es muy fácil de cuidar, ya que no requiere cuidados especiales en concreto. Basta que ubicarlo en un zona con bastante luz natural y elegir un buen sustrato y una maceta grande para que la planta crezca bien.

Si deseas comprar un ficus umbellata, basta con acudir a centros de jardinería especializados. No son difíciles de encontrar y darán un aspecto muy original a la decoración de su hogar.

Otros tipos de ficus:

Carmen Rosales

Mi nombre es Carmen Rosales y soy una apasionada de la jardinería. Llevo más de 20 años trabajando como botánica y he estudiado ingienería agronoma en la UPM. Las plantas son mi vida.