Ficus salicifolia

El ficus salicifolia es origianrio de las montañas Tassili n’Ajjer, Hoggar, Aïr y Tibesti y el macizo Kerkour Nourene en Argelia. Esta especie esta acostumbrada a condiciones severas de calor y poca agua. Se caracteriza por tener unas raíces muy fuertes que buscarán hasta la última gota de agua. Es una especie perenne con hojas largas de 10 cm de largo y copa frondosa. Suele crecer hasta los 10 metros de altura y le encanta crecer cerca de laderas rocosas y acantilados. No es una planta de interior, así que si estás buscando una planta de interior el ficus recomendado es el ficus benjamina.

cultivo ficus salicifolia
Las hojas a menudo se doblan notablemente a lo largo del nervio medio. Los lados de la hoja son casi paralelos y la veta de red transparente es visible en la lámina.  Las hojas son quebradizas y tienen un olor característico cuando se rompen o se magullan. Las hojas son tóxicas y causan trastornos nerviosos o incluso muertes en el ganado. Sus frutos crecen a lo largo de las hojas y al principio son blancos y después cambian a un color rojo-amarillo. No son comestibles para los humanos pero algunos pájaros se alimentan de sus higos.

Otros tipos de ficus:

Deja un comentario