Plagas y enfermedades del ficus

Diversas enfermedades del ficus pueden acabar con la vida de la planta a lo largo de su vida. El ficus es una planta resistente y fácil de cuidar pero no por eso esta exenta de cuidados específicos para evitar posibles plagas que pueden dañar el ficus, tanto de exterior como las interior.

La mayoría de las enfermedades de los ficus son fáciles de solucionar, y solo se necesitan un sencillos cuidados para que la planta se recupere.

plagas ficus benjamina

Enfermedades del ficus

Las enfermedades y plagas más comunes del ficus son:

• Araña roja
Cochinillas
• Pulgón
• Manchas en las hojas (hongos)
• Tumores en las raíces (bacteria)

  • Hojas amarillas: Es normal que l planta tenga algunas hojas amarillas ya que forma parte de ciclo natural de la hoja, sin embargo en ocasiones el ficus tiene muchas hojas amarillas, y la condición evoluciona a más, entonces puede deberse a que el aire de la habitación donde se encuentra la planta sea muy seco. Suele suceder cuando se ubica la planta cerca de aparatos de aire acondicionado o calefación. El el exceso de aire caliente o frio seca las hojas, gradualmente se vuelven amarillas, se marchitan y se caen.

La mejor manera de resolver el problema: mover la planta a otro lugar más alejado de la fuente de aire e instalar un humidificador. Si esto no es posible, se recomienda rociar el ficus con frecuencia para mantener la humedad.

Otro motivo por el que el ficus puede tener este problema en sus hojas es el estrés. Asociado con frecuentes cambios de lugar. Es importante no cambiar frecuentemente la planta de lugar por eso conviene elegir bien el sitio donde se pondrá la maceta y que lo mejor es evitar demasiado ajetreo si queremos que el ficus crezca sano y fuerte.

  • Hongos puntuales de la hoja (cercospora): La cercospora es un hongo que se ve como pequeños puntos negros en la parte posterior de las hoja del ficus. Este tipo de hongo encaja bien el un tipo de plaga del ficus ya que puede infectar a las demás plantas que se encuentran alrededor. Normalmente las hojas enferman, se ponen amarillas y caen rápidamente. Se recomienda retirar las hojas enfermas y rociar la planta con algún insecticida de amplio espectro.

Cómo solucionarlo: aplique aerosoles de azufre o fungicidas a base de cobre semanalmente al primer signo de enfermedad para evitar su propagación. Estos fungicidas orgánicos no matan la mancha de la hoja, pero evitan que las esporas germinen.

  • Antracnosis: Es una plaga que afecta a muchos tipos de ficus, en especial en el ficus benjamina.  Aparece como manchas oxidadas en los tallos y las hojas. Se recomienda eliminar las hojas enfermas y controlar la ubicación de la planta. Es importante ubicar el ficus en una zona muy iluminada, evitar que el tiesto quede muy encharcado y asegurarse de que la tierra sigue siendo fértil.  Los fertilizantes ayudan a que la planta este sana y no sea tan vulnerable al ataque de hongos.

  • Ficus que emite savia: Esta condición es causada por las plagas de succión. Esto generalmente es causado por cochinillas y / o escamas. Las cochinillas parecen pequeños racimos algodonosos y parecen escamas manchas blancas o negras que se ponen en los tallos y hojas de la planta.

 

Cómo resolverlo: este problema se puede tratar con Fungicida especial para cochinillas, aceite hortícola o una solución jabonosa de  1 cucharada de jabón por cada por cada vaso de agua.

Las cocinillas son las plagas más peligrosas para el ficus y si no se eliminan acabará por matar la planta.

 

Características de las plagas en ficus

cuidados enfermedades del ficusPor lo general los ficus no son muy quisquillosos y son susceptibles a muy pocas enfermedades. Las plagas que más afectan los ficus son los hongos. Por eso si la planta presneta manchas marrones o amarillas en las hojas es importante estar atento ya que estos son los signos típicos de los hongos. Otro signo común es el exceso de caída de las hojas de la planta.

Eliminar los hongos suele ser fácil. Se retira las hojas o ramas afectadas y se limpia las demás con un algodón húmedo en agua con un poquito de jabón la parte sana de la planta. Luego se rocía la planta sana con un poco de plaguicidas de amplio espectro.

Es cierto que el  ficus es una planta resistente y en general si se elimina el problema al inicio la planta no verá afectada su desarrollo y salud, sin embargo si no se elimina o resuelve el problema lo más seguro es que la planta se muera.

Consejos para evitar enfermedades del ficus

Es importante mantener la planta limpia y seca. Solo rocíe las hojas cuando sea necesario, ya que demasiada agua es una de las principales causas de hongos. Si una de las plantas tiene plagas,  es importante alejarla rápidamente del resto de las plantas. De esta forma se evitará que la infección se propague.

Si trasladamos la maceta al exterior durante el verano, es importante revísarla bien antes de volver a colocarla en el interior para comprovar que la planta no esta enferma. Las enfermedades del ficus se desarrollan en el interior.

Estos simples consejos te ayudarán a evitar que las plagas y los hongos aterricen en tu ficus.