Ficus Palmeri

El ficus palmeri es un árbol que proviene de la península de Baja California, en México. En su hábitat natural puede llegar hasta los 20 metros de altura, sin embargo fuera de su hábitat no suele pasar de los 2 metros. Es una de las pocas especies de ficus que se adapta perfectamente a condiciones áridas. Cuando estas plantas son jóvenes, producen un tronco más ancho para acumular más agua y poder desarrollarse correctamente.

A medida que va creciendo y sus raíces están más desarrolladas, el ficus palmeri invierte menos energía en el desarrollo del tronco y la concentra en la copa. Su tronco es de color gris y su superficie es bastante lisa. Las hojas tienen forma de corazón y son bastante grandes y sus características son similares al ficus elastica por la disposición de sus hojas. Según las condiciones que tenga, algunas hojas pueden coger una atractiva tonalidad rosa y roja. Cuando el ficus palmeri crece en su hábitat natural, es común ver que sus raíces cubran rocas llegando a fusionarse con raíces de otros ficus palmeri. Es raro que genere frutos fuera de su hábitat natural y como en la mayoría de los ficus no es comestible.

cultivo ficus palmeri

Cuidados del ficus palmeri

Un error común en el cultivo del ficus palmeri es pensar que como su hábitat natural es árido no hay que regar mucho a nuestro palmeri. Eso es un error ya que aunque es cierto que crece en ambientes muy áridos, generalmente este ficus crece cerca de ríos o afluentes. Es por ese motivo que desarrolla unas raíces potentes, para buscar todo el agua posible. Por eso hay que ir regando el ficus palmeri con regularidad cada 4-6 días. Si lo plantamos en maceta, es hay que regarlo con más frecuencia sobre todo si está creciendo. En los periodos de verano, cuando hace más calor, hay que echar un poco más de agua que de costumbre.

Igualmente a este ficus le encanta el calor del verano por lo que si le puedes dar las máximas horas de luz mejor. Como esta planta le gusta mucho el calor, en el invierno podemos trasladar el ficus dentro de casa para resguardarlo del frío. Si hacemos este procedimiento es importante hacer un cambio en verano gradual, es decir, hay que ir sacando el ficus palmeri poco a poco al exterior para evitar que sus hojas y raíces se quemen. Si se llega a producir esta situación su crecimiento se retrasará varias semanas.

Para que crezca más rápido, podemos darle fertilizante de mayo a agosto. El fertilizante debe de ser alto en fósforo y bajo en nitrógeno y  habrá que administrarlo cada 10 días o lo que nos diga el fabricante. En septiembre hay que dejar de darle fertilizante y empezar a regarlo cada vez menos para aclimatarlo para cuando lo pongamos dentro de casa. Si en tu región hace mucho frío, puedes alargar más los riegos llegando a regar el ficus palmeri cada 2-3 semanas.

Otros tipos de ficus:

Carmen Rosales

Mi nombre es Carmen Rosales y soy una apasionada de la jardinería. Llevo más de 20 años trabajando como botánica y he estudiado ingienería agronoma en la UPM. Las plantas son mi vida.