Cuidados y características del Ficus Microcarpa

El ficus microcarpa es un tipo de ficus muy utilizado en el arte del bonsai o como planta para decorar interiores. Es originario de Asia y Oceanía y destaca por su rápido crecimiento, ya sea como arbusto o como árbol. Es una planta de hoja perenne que puede alcanzar los 20 metros de altura y desarrollar una copa bien frondosa. Su tronco tiene un color gris suave que puede llegar a medir hasta 1 metro de diámetro. También se suele conocer como ficus ginseng o ficus retusa.

Ficus microcarpa cuidados

Nombre común:Laurel de Indias
Nombre científico:Ficus Microcarpa
Familia:Moraceae
Origen:Asia y Oceanía
Ubicación:Interior / Exterior
Luz:Mucha luz
Riego:Poco riego
Temperatura:Entre 16 y 21 ºC

Esta planta es adecuada tanto para interior como para exterior. Con las condiciones adecuadas, los ficus microcarpa plantados en el exterior se pueden convertir en árboles imponentes. Este ficus no deja de ser un árbol por lo que se recomienda siempre plantearlo en el exterior cuando se tengan las condiciones adecuadas. En zonas frías se recomienda plantar este árbol en el interior.

Cuidados del ficus microcarpa

Sus hojas son coriáceas, de color verde oscuro brillante y recubren densamente las ramas grandes formando una copa redondeada. Posee flores pero son muy pequeñas de color blanco y no destacan por su tamaño diminuto.

A menudo se confunde este tipo de ficus con el ficus benjamina, sin embargo, a pesar de las similitudes que puedan tener, una forma fácil de distinguir entre ambos tipos es observando el formato de la hoja. En el caso del ficus microcarpa, las hojas son menos puntiagudas al final siendo su forma más redondeada y su textura es más gruesa.

La corteza del ficus microcarpa es lisa y de color gris y recuerda mucho a una piel de un animal. Algunas veces se puede observar manchas de color blanco o gris en la corteza. Otra característica de la corteza de esta planta es que es bastante delgada con lo cual puede dañarse con facilidad.  A diferencia de otros árboles y plantas, hay que tener especial cuidado con la poda ya que se pueden producir cicatrices que tardarán años en desaparecer.

Si se planta en el suelo, el tronco se puede hacer grueso por lo que se recomienda dejar una buena distancia entre árboles para evitar que se molesten. Se pueden plantar plantas entre árbol y árbol siempre que sean especies con raíces poco profundas.

El cuidado del ficus microcarpa, en general, es bastante sencillo ya que es una planta que se adapta con mucha facilidad a los entornos por lo que sólo requiere de los cuidados y necesidades comunes de los ficus.

La fruta del ficus microcarpa es similar a un higo del ficus carica aunque más pequeño y no tan sabroso. Su color pasa del verde a un gris oscuro cuando está maduro. No se suele utilizar para el consumo humano aunque para las aves representa un buen manjar.

En condiciones específicas de humedad se forman fácilmente raíces aéreas que dan un aspecto muy peculiar a la planta.

Propagación

Para que la planta produzca semillas fértiles, es necesario que intervenga una avispa de los higos para que polinice los higos. Por lo tanto las semillas que se produzcan en plantas de interior no serán fértiles por la ausencia de la avispa polinizadora y no servirán. El ficus microcarpa puede reproducirse fácilmente por medio de esquejes o directamente plantando la semilla fértil.

El fruto del ficus microcarpa

Para que nazca o crezca más rápidamente se recomienda poner la maceta en un lugar con bastante luz, incluso las luces fluorescentes colocados cerca de las hojas serán una gran ayuda para potenciar el crecimiento y mantener el árbol sano y vigoroso.

Respecto al riego, se recomienda dejar que la superficie del suelo se seque un poco antes de volver a regar. El exceso de agua o mantener las raíces constantemente mojadas hará que se pudran por lo que hay que tener especial cuidado con el riego excesivo. Respecto a la calidad del agua en términos de pH y dureza bastará con el agua del grifo siempre y cuando esta sea apta para el consumo humano.

Este tipo de ficus se adapta fácilmente a cualquier tipo de tierra o suelo, ya sea una mezcla de 100% inorgánica o 100% astillas de corteza.

Bonsai de ficus microcarpa ginseng

cuidados del bonsai ficus microcarpa

Esta especie de ficus es muy utilizada en el arte del bonsai. Se recomienda especialmente para los iniciados por su versatilidad y su crecimiento rápido y ser resistente a las bajas temperaturas, por lo que podemos tenerlo

Estás características hacen de este árbol un buen candidato para decorar el salón. Eso sí, deberá de tener mucha luz si queremos plantar el ficus microcarpa ginseng en el interior.

Si no se dispone de abundante luz en el interior, se deberá de sacar el bonsai de ficus microcarpa un rato a una zona exterior con luz, sin exponerlo a corrientes de aire.

Insectos y enfermedades que atacan al ficus microcarpa

  1. Psila, se trata de un insecto que crea una especie de “capa algodonosa de color blanquecino” en la planta. Este insecto genera importantes daños debido a que se alimenta del tejido conductor de nutrientes orgánicos e inorgánicos hacia las raíces.
  2. Pulgón, este insecto forma una colonia en la parte de atrás de las hojas, en los brotes y frutos para alimentarse de la savia de la planta y generan un especie de melaza.
  3. Trips, son una plaga que parece molestar principalmente a los ficus microcarpa cuando son cultivados en climas tropicales pero rara vez se desarrollan en las plantas cultivadas en el interior.

El mejor tratamiento es la prevención y estar atentos a la aparición de insectos. Cuando se detecta alguno de estos insectos se debe de podar y retirar la zona afectada para evitar que se extienda la plaga. Las hojas que se retiren se han de poner en una bolsa y evitar el contacto con otras plantas para evitar que se infecten.

Un signo que indica la presencia de una plaga es el color de las hojas. Cuando se vuelven de color amarillas puede ser debido la presencia de algún insecto, por lo que se deberá de inspeccionar la planta para descartar cualquier tipo de plaga.

Las plagas o insectos pueden ser eliminadas fácilmente con insecticidas específicos, que actúan sobre un insecto en concreto en el caso de que se reconozca con certeza el tipo que ha invadido la planta o bien con un insecticida polivalentes que actúan ante cualquier tipo de insecto.

Galería
Carmen Rosales

Mi nombre es Carmen Rosales y soy una apasionada de la jardinería. Llevo más de 20 años trabajando como botánica y he estudiado ingienería agronoma en la UPM. Las plantas son mi vida.