Ficus macrophylla

Ficus macrophylla es un árbol de hoja perenne que puede alcanzar hasta los 60 metros de alturaSe trata de una planta que pertenece a la amplia familia Moraceae que engloba una amplia variedad de tipos de ficus. El ficus macrophylla también es conocido por el nombre de higuera de bahía moreton y higuera negra, aunque principalmente se le conoce por su nombre científico Ficus macrophylla. Originaria de Australia esta planta de cultivo principalmente exterior es muy común en parques y jardines gracias a su belleza y facilidad de cultivo, aunque también se suele cultivar como planta de interior como bonsai.

ficus macrophylla información de cultivo

Este tipo de ficus crece bien junto al mar en zonas cálidas, aunque se puede encontrar en abundancia en la Bahía Moreton en Australia. Comparte muchas similitudes con el ficus columnaris que crece en la isla de Lord Howe en Australia. Esta especie no es muy tolerante al frío, aunque ocasionalmente puede soportar temperaturas de hasta -3 ° C durante un periodo breve de tiempo.

Cuando se les brinda el cuidado adecuado, el ficus macrophylla puede convertirse rápidamente en un árbol impresionante ideal para la ornamentación exterior.

Cuidados del ficus macrophylla

Se trata de una planta fácil de cuidar  y bastante resistente a plagas y enfermedades, sin embargo eso no significa que no necesita ningún cuidado en absoluto. El ficus macrophylla se desarrolla en plenitud cuando es cultivado en un suelo bien drenado, húmedo y en una zona con buena cantidad de luz natural, ya sea en zonas de semisombra o con luz directa.

En general su desarrollo será mejor si el ph del suelo es neutro, ácido o alcalino. Su amplio sistema de raíces implica que su cultivo debe ser planificado ya que requiere un amplio espacio para presentar un desarrollo y crecimiento normal.

Riego: El ficus macrophylla es una plantas resistentes a la sequía de modo que este aspecto la convierte en una planta idónea para el cultivo en exterior en zonas con lluvias menos frecuentes. Cuando se cultiva como plantas de interior requiere un riego más regular.

información sobre el ficus macrophylla

Hojas y flores: El ficus macrophylla es un árbol muy vistoso con un copa bien poblada. Sus hojas presentan un aspecto ovalado y alargado (oblongas) y miden entre 15–30 cm de largo. Recuerdan un poco las hojas del ficus elástica aunque las hojas del ficus macrophylla son más alargadas y más oscuras. Se trata de una planta de hoja perenne por lo que no pierde sus hojas con el paso de las estaciones.

Sus flores son pequeñas, de entre 2 o 3 centímetros y forman siconos de color amarillo blanquecino aunque no suelen destacar mucho por sus reducidas dimensiones de modo que suelen pasar inadvertidas entre las hojas de esta planta.

Frutos: Como otras plantas de la familia moraceae, sus frutos son parecidos a los de otros tipos de ficus. El ficus macrophylla produce unos higos de tamaño pequeño/mediano y pueden medir hasta 2,5 centímetros de diámetro. De color verde al principio, van adquiriendo un color púrpura no uniforme a medida que van madurando. El color no es uniforme porque la piel de fruta se tiñe de pequeñas manchas más claras. Sus frutos son comestibles pero no tienen un uso destacado en ninguna gastronomía ya que el sabor de la fruta es un poco soso.

Sin embargo los frutos del ficus macrophylla sirven de alimento de muchos pájaros u otros pequeños animales si cultivada en espacios salvajes.

cuidados del macrophylla frutos

 

El ficus macrophylla en la naturaleza se caracteriza por ser una planta trepadora estranguladora que utiliza a otros árboles como huéspedes para sus semillas. Una vez aterrizan en un árbol “vecino” crece y envía raíces aéreas, ‘estranguladoras’ hacia el tronco. La característica principal de estas plantas es que  finalmente terminan matando al huésped.

Bonsai de ficus macrophylla y cultivo de interior

A la hora de planificar su cultivo en interior es importante tener en cuenta las característica ya comentadas. Si se cultiva en maceta es necesario saber que esta planta necesita mucho espacio libre y una maceta mediana grande para no comprometer su crecimiento.

cuidados del Bonsai ficus macrophyllaDado que es una planta de gran dimensión, muchas personas prefieren cultivarlas en interior a través de la técnica del bonsai.

En interior el ficus macrophylla se pueden recortar en cualquier época del año, pero a finales de la primavera o al comienzo del verano son las estaciones más indicadas y que el buen clima ayudará a que la planta rebote más rápido. Además, así se puede trasplantar los esquejes con más facilidad y seguridad de que la planta vivirá.

Si el objetivo es plantar el ficus macrophylla en una maceta, es importante seleccionar bien el tamaño de la maceta para que la planta se adapte al espacio y mantenga así una altura optima para su cuidado en interior.  La macetas medianas y/o grandes son las más indicadas, ya que de este modo también se evita el traspaso frecuente.

Es importante evitar el exceso de agua para que no se pudran las raíces de la planta, por eso conviene utilizar un sistema de drenaje.

En estaciones calorosas conviene regar una vez a la semana (esta regla puede variar en función del tamaño de la maceta, donde esta ubicada, si recibe luz solar directa o el clima). Lo importante es fijarse en la tierra de la maceta, es  importante que no este encharcada ya que el exceso de agua además facilita la aparición de plagas o enfermedades del ficus.

En interior es importante ubicar la planta en una zona como mucha luz natural y que se trata de una planta de exterior que se adapta al interior siempre y cuando se mantengan unas características mínimas necesarias para asegurar su crecimiento.

Se recomienda mantener la humedad del ambiente rociando las hojas de la planta o manteniendo un recipiente lleno de agua junto a la maceta.

Plagas y enfermedades ficus macrophylla

Como ya se ha mencionado previamente el ficus macrophylla es una planta muy resistente y normalmente no sufre muchos ataques de plagas o enfermedades,  aún así algunas plagas como las cochinillas pueden perjudicar e incluso matar la planta por eso es recomendable utilizar insecticidas y fertilizantes sistémicos.

Algunos hongos que pueden afectar las hojas de la planta pueden ser combatidos fácilmente con fungicidas de amplio espectro.

Es importante detectar el problema rápidamente para evitar la propagación y afectación a la planta. Ambos problemas pueden limitarse en cierta medida eliminando las ramas afectadas.

Toxicidad del ficus macrophylla

Los frutos del ficus macrophylla son comestibles sin embargo no se recomienda la ingesta de otras partes de la planta.

 

 

 

Carmen Rosales

Mi nombre es Carmen Rosales y soy una apasionada de la jardinería. Llevo más de 20 años trabajando como botánica y he estudiado ingienería agronoma en la UPM. Las plantas son mi vida.