Ficus diversifolia

El ficus diversifolia es una planta trepadora que pertenece a la familia Moraceae. Es un arbusto que no crece mucho, no suele superar el metro de altura cuando lo plantamos en una maceta. El tronco es fino y de color marron. Se suele enrollar en si mismo dando un resultado muy bonito. Sus hojas son de color verde, redondeadas y muy bonitas y brillantes. Se puede plantar tanto en interiores y exteriores. En interiores produce frutos durante todo el año y a diferencia de otros ficus como las higueras, el los frutos del ficus diversifolia no son comestibles.

cultivar ficus diversifolia
Es una planta trapical por lo que el frio no le va nada bien. Los climas frios no son buenos ya que este ficus no se puede desarrollar con temperaturas bajas. No necesita mucha exposición al sol y cuando los rayos del sol son más fuertes es recomendable la luz indirecta. Por eso el ficus diversifolia es un buen candidato para plantarlo dentro de casa en una maceta. No expongas tu ficus diversifolia a temperaturas menores de 8 ºC.

Necesidades del ficus diversifolia

La turba, el mantillo de hojas y la arena, mezcladas a partes iguales es el mejor sustrato para tus ficus diversifolia. Es muy recomendable ir trasplantarlo cada 2-3 años a una maceta más grande y con un nuevo sustrato ya que esta planta consume bastante nutrientes. Hay que regarlo cuando la tierra este casi seca así los nutrientes le duran más. Como consume bastantes nutrientes, es conveniente ir abonando de forma moderada cada 15 días, especialmente en la primavera y el verano.

No necesita poda ya que es una planta limpia, aunque se le pueden ir haciendo recortes al principio de cada primavera para darle forma. Uno de los habituales problemas es regarlo en exceso ya que puede perder las hojas. Si el ambientarte donde esta plantada es seco, puede ser que aparezcan arañas rojas y cochinillas que atacarían al ficus. Para poder tener más ficus en casa, podemos hacer esquejes en primavera.

Otros tipos de ficus:

Deja un comentario