El ficus natalensis es una planta tipo arbusto nativa del Sudáfrica, Kenia y Uganda. Perteneciente a la extensa familia Moraceae y comúnmente conocida como Higo de Natal, el ficus natalensis es una planta muy fácil de cultivar y mantener por eso suele ser utilizada en proyectos ornamentales de parques y jardines públicos, aunque también puede ser cultivada en maceta, aunque principalmente si esta ubicada en exterior.

Ficus natalensis, cuidados y cultivo

Se trata de un arbusto perennifolio, en otras palabras, que sus hojas no cambian con as estaciones del año, sino que se mantienen verde a lo largo de todo el año. El ficus natalensis alcanza una altura no superior a los 5 metros de altura y con pocas raíces aéreas. Su tronco es de color grisáceo y liso y sus hojas son pequeñas alcanzando entre 4 y 9 centímetros de largo y 4 cm de ancho. De color verde intenso y aspecto de galeras o pubérulas.
La poda y propagación se debe llevar a cabo durante los meses más cálidos, en primavera y en verano. Esta planta debe ser cultivada a media sombra o luz solar directa. Se trata de una planta fácil de cultivar y poco exigente. El sustrato debe ser fértil para potenciar el desarrollo de la planta. Se puede utilizar abonos orgánicos para potenciar el crecimiento del ficus natalensis. También es importante mantener la humedad del suelo pero evitando el encharcamiento.

Usos de ficus natalensis

El ficus nataliensis se emplea a menudo para la construcción de cercas vivas, para delimitar carriles en las grandes ciudades y para ornamentar parque y jardines. También se utiliza para la extracción de corteza, ya que se trata de una material renovable y respetuoso con la naturaleza.
También es utilizado por algunos artesanos incluso en la producción de tejido.

Ficus natalensis, cultivo en interior

Para el cultivos en interior se requiere ubicar la planta en un lugar con la máxima cantidad de luz natural. De preferencia es recomendable que reciba luz solar directa al menos durante algunas horas del día. Es importante plantaría en una maceta grande para no perjudicar su desarrollo y también evitar que reciba corrientes de aire provenientes de la calefacción o aire acondicionado.

Otros tipos de ficus: