Ficus, tips para el cultivo en interior

El Ficus y sus curiosidades:

tips-cuidado-ficus– El ficus es un pariente cercano de la higuera;

– Es nativo de las zonas tropicales pero es capaz de adaptarse con facilidad en los interiores de los hogares situados en zonas frías;

– Disfruta de un largo historial unido a la decoración y a las plantas ornamentales;

– El árbol bajo el cual Buda recibió la iluminación fue un ficus.

Indudablemente los ficus son relativamente fáciles de cultivar, aunque tienen algunas necesidades especiales que se deberá de tener en cuenta si se pretende lograr un desarrollo optimo de la planta en el interior:

Luz y calor

El Ficus ama los espacios luminosos, la luz solar indirecta en máxima cantidad. En verano el ficus disfrutará de pasar tiempo al aire libre, pero es necesario protegerlo de la luz solar directa a menos que se haya aclimatado a la misma. Durante el invierno, mantenga la planta alejada de los corrientes de aire y no permita que permanezca en una habitación con temperatura inferior a 15 grados.

Necesidades de riego del ficus

Riego constante, pero moderada en toda la temporada de crecimiento, con períodos de sequía en el invierno. Asegúrese de que el suelo esté húmedo en todo momento, pero reduce los riegos en el invierno. Si la planta ya es adulta, espera a que la tierra de la maceta se seque un poco antes de volver a regar. La nebulización de las hojas puede proporcionar humedad adicional durante los períodos secos. de este modo además evitamos el riego de que se pudra las races de la planta por exceso de agua. Un buen drenaje del suelo es esencial para mantener ficus saludable.

Transplantación

El ficus es una planta que crecen rápidamente, y fácilmente pueden llegar ocupar demasiado espacio en el interior.  Una alternativa para controlar el crecimiento es  transplantar el ficus a una maceta más grande cada cada dos años. También se puede podar para mantener el crecimiento a raya. La poda se debe hacer en primavera.

Solución de problemas

A pesar de ser una planta resistente, el ficus también  puede ser objeto de plagas, tales como ácaros, áfidos, pulgones, etc. además tienen una tendencia a perder  hojas si se encuentran en un espacio con poca luz, demasiadas corrientes de aire, si se le cambia de sitio constantemente o si el riego no es correcto.  Respecto a las plagas, basta con utilizar un insecticida de amplio espectro y respecto a la caída de hojas, cuídalo conforme esta guía y su ficus se hará cada vez más frondoso y bello.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado por: tu-web-ya.net