Ficus racemosa

Información general del ficus racemosa

El ficus racemosa (higuera Clúster o higuera india ) es un árbol de hoja perenne, a menudo con una copa irregular y que puede alcanzar con facilidad los 20 – 30 metros de altura. El tronco se hace muy grueso y profundamente reforzado alcanzando entre 36 – 90 cm de diámetro. Lo curioso y bello de este árbol es que los frutos (higos) crecen en el tronco de la planta. Este modo de producción se denomina caulifloria.
Se trata de una especie de de planta de extensa familia Moraceae, suele ser cultivada por su exquisito fruto pero también por su belleza, siendo utilizado ampliamente en parques y jardines ornamentales.
El ficus racemosa se encuentra con facilidad en el el Sur de China, subcontinente indio, Myanmar, Tailandia, Vietnam, Malasia, Indonesia, Nueva Guinea, Australia.

Detalles de cultivo del Ficus Racemosa

Los Ficus son comunes y constituyen un elemento importante de la selva tropical, tanto como los árboles del dosel y sotobosque. La mayoría de las especies prefieren bosques húmedos, pero también se encuentran en zonas con un clima monzónico y en los bosques de teca, incluidos aquellos lugares donde el suelo es más bien seco.
El ficus racemosa puede adaptarse bien a zonas en las que están expuestos durante todo el día a la luz del sol directa, pero se desarrolla mejor si están plantados en zonas con sombra parcial. Su crecimiento y desarrollo se dan idóneamente si están ubicados en zonas con suelo húmedo pero bien drenado.
Esta hermosa especie de ficus produce tres tipos de flores; macho, hembra longistila y una flor femenina brevistila, a menudo llamada la flor de la vesícula. Los tres tipos de flor están contenidos dentro de la estructura que normalmente consideramos como la fruta.

ficus racemosa, cuidados y cultivo

Usos comestibles

La fruta se puede tomar tanto cruda como elaborada (cocida). El sabor no es demasiado dulce como el higo común (ficus carica), sino más bien insípido. Se utilizan en diversas conservas y también como acompañamiento en platos de carne. Los frutos inmaduros pueden pelarse y se utilizan en sopas. La fruta seca puede ser molida en transformada en un tipo de harina que luego se utiliza para hacer cremas mezclando leche y azúcar. El polvo de las frutas asadas forman un valioso alimento muy nutritivo. En tiempos de escasez, la fruta inmadura se muele, se mezcla con la harina para hacer pasteles y panes. El fruto no es muy grande, alcanzando unos 25 mm de diámetro. Las hojas se consumen como verdura. Los brotes jóvenes se comen crudos o cocidos. Las raíces pueden ser cortadas para proporcionar un líquido que puede ser bebido como el agua.

Usos medicinales del ficus racemosa

Se dice que la corteza del ficus racemosa tiene poderes curativos. En países como India, se utiliza la corteza del ficus racemosa para hacer una pasta que se aplica sobre forúnculos o picaduras de mosquitos u otros insectos. Se recomienda dejar que la pasta se seque sobre la picadura o herida. Repetir el procedimientos hasta que se cure.
El ficus racemosa se cultiva para dar sombra a los cafetos (plantas del café). Se utiliza también con la finalidad de alcanzar una mayor estabilización de las riberas de ríos, ya que producen un sistema de raíces profundas y de gran difusión que evita desmoronamiento.

Otros usos

La corteza del ficus racemosa contiene tanino, una sustancia utilizada principalmente en técnicas de curtido de pieles y en la elaboración de ciertos fármacos. El látex se utiliza en la producción de papel resistente al agua y para la producción de caucho.
La madera es de color pajizo de grano grueso, de peso ligero, suave y porosa. No es una madera duradera, aunque es bastante resistente al agua se suele utilizar para propósitos de baja calidad, muebles baratos, cajas de embalaje, molduras, tinas de lavandería, cajas de fruta, además también se suele utilizar como combustible.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado por: tu-web-ya.net