Ficus, decoración interior

El árbol de ficus es una planta muy popular entre paisajistas y amantes de la decoración ya que se trata de una especie idónea para la decoración de interiores y exteriores gracias a su belleza y facilidad de cultivo.  El género del Ficus contiene más de 900 especies de los más variados que pueden ser encontrados en todos los continentes. Matorrales, plantas trepadoras y árboles conforman el abanico de posibilidades que ofrece el género Ficus dependiendo de las situaciones ambientales sometidos.

A pesar de tratarse de un género muy amplio, las distintos tipos de ficus se caracterizan por tratarse de plantas con ciclo de vida perennes, en su mayoría, con hojas simples, flores y frutos, algunos comestibles como los higos y otros no, pero en todo caso contienen las semillas del ficus.  Otra característica común a todas las especies del género Ficus es que sueltan una secreción lechosa (látex) al arrancar una hoja d ella planta o cortar parte de su tronco.

El Ficus benjamina por ejemplo es una de las especies más comunes. La podemos encontrar prácticamente en cualquier floristería y es utilizada principalmente para la decoración de interiores. Plantada en exterior puede alcanzar más de 30 metros de altura. Sin embargo en los interiores no suelen sobrepasar los 2 metros.

Sus hojas son pequeñas y perennes, de color verde brillante, blanco o amarillo abigarrado, su tronco, cuando joven, es bastante flexible permitiendo realizar trenzados y arcos ornamentales que les dan un encanto especial a las macetas decorativas. Sus características lo hacen adecuado también para desarrollar el arte del bonsai. 

Ficus benjamina, bonsaiCómo cultivar Ficus en interior

De modo general, el Ficus puede ser cultivada en zonas soleadas o en semisombra. Lo importante es que sea una zona con mucha luz aunque se recomienda que no le de el sol directamente. Para garantizar la buena salud de la planta se debe utilizar una tierra fértil enriquecida con materia orgánica y debe ser regado con regularidad. En interiores, se debe evitar cambiar la planta de lugar ya que los cambios constantes afectan negativamente su crecimiento. También se recomienda evitar zonas con corrientes de aire frío, mucha humedad y el aire acondicionado.

Frecuencia de riego

En épocas calurosas, primavera y verano, se recomienda regar dos veces a la semanas mientras que  en otoño e invierno se debe regar cada  10 o 15 días.

Es aconsejable depositar el agua en un posamaceta para que la planta absorve la cantidad de necesita a su propio ritmo. Además se puede poner piedrecitas en el posamacetas para que mantenga la humedad por más tiempo.

Cuando transplantar el Ficus

Se debe transplantar la planta en primavera si la maceta se ha vuelto pequeña. Una forma de comprobar si el tamaño de la maceta es el adecuado es mirar por debajo para constatar si las raíces salen por los agujeros de drenaje.

La tierra debe tener un ph igual a 6 y deber estar mezclada con tierra de hojas. En el fondo de la maceta se recomienda poner trozos de terracota o guijarros para evitar los encharcamientos ya que al Ficus no le va bien.

Respecto a la poda,  se hace en primavera y se recomienda eliminar los brotes jóvenes para que la planta tenga un follaje espeso.  Se recomienda siempre usar guantes para afectar la poda ya que la savia lechosa del ficus es tóxica y puede causar alergias y irritación en la piel.

Los ficus son resistentes a las plagas o enfermedades. Normalmente la caída de hojas en exceso es un síntoma de que o bien la planta esta puesta en un lugar donde recibe poca luz o bien que hay exceso de corrientes de aire. Si las hojas de la planta se encuentran languidecidas, el problema suele ser sencillo: exceso de agua.

Ahora bien, que sean plantas resistentes no implica que están exentas de  pillar ninguna plaga, de hecho las más comunes son las cochinillas, que deben ser eliminadas con alcohol metílico aplicado con cuidado con un algodón o bien lavadas y aclaradas (la zona afectada) con un jabón neutro y  las arañas rojas. En este último caso se recomienda rociar la planta con agua más frecuentemente ya que la falta de humedad en propicia su aparición  y si se observa infestaciones grave se puede usar una solución de agua y algún acaricida.

Precauciones de cultivo

Las raíces del Ficus son fuertes y agresivas, por este motivo no se recomienda plantar en aceras, calles o muy cerca de las paredes.  El árbol del Ficus puede llegar a romper tuberías subterráneas, agrietar aceras o dañar estructuras. Por este motivo se ha prohibido la plantación de árboles ficus como ornamentos de paseos o jardineras exteriores en algunas ciudades.

Otros consejos para tener el Ficus siempre bonito y espeso

. Antes de regar de nuevo asegurarse de que la tierra esté casi seco .

. Para que la plante este siempre espesa, cortar las ramas más grandes y no sólo los brotes.

. Mientras la planta es joven se puede aprovechar para tranzar el tronco o hacer formas decorativas. cada vez mayor disfrute para el trenzado y dejar

. Cuando se cambia de maceta se recomienda cortar hasta un tercio de la raíz.

. Recordar que el ficus requiere estar en un ambiente con luz natural para que mantenga una buena salud.

. Pulverizar la planta con agua a temperatura ambiente cada 25 días.