El ficus elastica, también conocido como ficus robusta, es un árbol de hoja perenne, ornamental, nativo de Asia tropical y es utilizado como planta  ornamental en diversas regiones del mundo, especialmente para la decoración de interiores. El tronco de esta planta puede llegar a superar los dos metros de diámetro y es bastando ramificado desde la base, a menudo produciendo un tronco corto.

Ficus elastica

  • Nombre científico: Ficus elastica
  • Sinonimia: cordata Ficus, Ficus decoración, Ficus clusiifolia, Ficus karet, skytinodermis Ficus, taeda Ficus elastica macrophthalma, elastica Visiania
  • Nombres populares: falso árbol de caucho, Ficus elastica, goma elástica, Ficus-italiana, Figueira-blanco
  • Familia: Moraceae
  • Categoría: árboles, árboles ornamentales
  • Clima: Mediterráneo, Océano, Ecuatorial, Subtropical, Tropical
  • Origen: Asia, Birmania, Bután, China, India, Indonesia, Java, Malasia, Nepal, Sumatra
  • Altura: por encima de 12 metros
  • Ciclo de vida: Perenne

Si cultivado al aire libre o en espacios amplios el ficus elastica produce una gran cantidad de raíces aéreas, que al tocar el suelo se enraízan y se espesan generando muchos troncos auxiliares que permiten la expansión de la copa. En su hábitat de origen puede alcanzar hasta 60 metros de altura mientras que en lugares rara vez exceden los 20 metros. La corteza es lisa y brillante, de color marrón a gris y acanalado.

cuidados del ficus elastica
Las hojas son grandes, alternas, pecioladas, enteras, con una forma oval tirando a elípticas, coriáceas, brillantes y nervio central y  márgenes bien marcados. Inicialmente en posición vertical, con el paso del tiempo adquieren una posición horizontal y finalmente caídas. Las hojas tiene un color rojizo cuando son jóvenes y adquiriendo un tono verde oliva en las especies típicas y  color crema y amarillo en otras variedades del ficus elastica.

Entre los diferentes tipos de ficus el más comun común y más fácil de encontrar en cualquier floristería e incluso en hipermercados es el ficus benjamina, ya sea para sea por su belleza o por la facilidad de su cultivo.

Flores del ficus

Inflorescencia en sicono (Higo), esférica midiendo alrededor de un centímetro de diámetro. Al igual que las otras especies de la familia de las higueras, la evolución del el ficus elastica depende de una avispa específica, que lleva a cabo su polinización, y que sólo se produce en su lugar de origen. Por lo tanto, casi no se propaga por semilla en otro lugares.

Cultivo del ficus elastica

El cultivo más frecuente del ficus elástica se da en macetas. Este exuberante árbol  tropical es perfecto para romper la monotonía de los interiores. Como una buen planta tropical, el ficus elastica disfruta la luz del sol directa, por este motivo debe ser ubicada cerca de ventanas o claraboyas. Los cuidados que requiere esta planta no son muy excesivos y se resumen básicamente en el riego y la fertilización. La poda de renovación, la formación o la restricción puede ser necesaria, pero son simples y fáciles de realizar, exigiendo como único cuidado el uso de guantes para proteger la piel del contacto con la savia que desprende la planta ya que esta puede causar irritación.

Se recomienda cambiar la maceta de la planta para mejorar la calidad de la tierra y adaptar el tamaño de la maceta cada dos años. Al cambiar la maceta se debe aprovechar para podar el exceso de raíces. Cultivado en un jardín, el ficus elastica puede llegar a formar una enorme escultura viviente, con sus raíces aéreas en todos los lados, y un amplio paraguas en forma de copa ideal para crear sombra fresca. Dado que la planta tiende a extenderse de forma continua, tanto su copa como sus raíces se recomienda plantar en una zona espaciosa que permita su pleno crecimiento.  Esta característica hace que el ficus elastica sea considerada como un árbol agresivo por la cantidad de raíces que produce.

Su cultivo en zona urbanas debe ser responsable ya que puede comprometer estructuras, edificios y tuberías. El látex de esta especie se utiliza para la producción de caucho, aunque el rendimiento y la calidad del mismo no sea igual que el producido por el verdadero árbol del caucho (Hevea brasiliensis), nativa de Brasil.

Debe ser cultivado a pleno sol, con sombra parcial o luz difusa en suelo fértil y enriquecido con materia orgánica. Debe ser regada con regularidad pero no en exceso para no ahogar la planta. El ficus elastica aprecia el calor y la humedad tropical, típica de su hábitat por este motivo se recomienda nebulizar las hojas y tronco de la planta. En interior evitar someterla a espacios con corrientes de aire frío ya que el ficus elastica teme el frío o las heladas, aunque puede tolerar heladas ligeras. El ficus elastica puede ser multiplicado por esquejes de las ramas y brotes, que crecerá mejor si se utiliza tierra fértil y fertilizantes orgánicos.

En lo que afecta a la poda del ficus elastica, puede ser necesario para conseguir la renovación y potenciar el crecimiento de la planta. La poda de este tipo de ficus es sencilla de realizar. Es importante podar las ramas enfermas y las ramas de control de crecimiento, si el ficus elastica se cultiva en interior y se quiere evitar un crecimiento excesivo. Es importante utilizar una tijeras de jardinería bien afiladas para promover un corte limpio evitando dañar la planta. También es recomendable utilizar guantes para protegerse del látex que suelta el ficus elastica. La salvia que emana el ficus elastica durante la poda es tóxico y puede irritar la piel.

Ficus robusta

El ficus robusta es el nombre popular del ficus elastica que hemos mencionado previamente. Mucha gente cree que se trata de dos tipos distintos de ficus, pero en realidad son la misma planta, de modo que en lo que afecta a los cuidados y cultivo nos remitimos a lo ya mencionado. Sin embargo, nos gustaría hablar sobre una serie de curiosidades sobre el ficus robusta, entre ellas destacamos que después del ficus benjamina, es la planta de interior más popular después del ficus benjamina.

También es interesante saber que el ficus robusta es una planta con un gran poder de purificación del aire. En concreto son eficaces ya que absorben sustancias químicas volátiles perjudiciales para nuestra salud y además, contribuyen a mantener un buen equilibreo de la humedad ambiental.

Plagas y enfermedades del ficus robusta

El ficus robusta es una planta muy resistente, por eso, es una planta idónea para las personas que no tienen mucho tiempo para dedicar al cuidado de sus plantas. Sin embargo, esta palnta también esta sujeta a posibles ataques de hongos y nematodos, que se desarrollan principalmente por el exceso de humedad del ambiente o el exceso de riego. Estas enfermedades afectan principalmente a las raíces del ficus robusta. Para evitar estos problemas, es recomendable realizar tratamientos preventivos. En lo que respecta a los hongos, es bastante eficiente el uso de cobre o azufre, mientras que para combatir los nematodos se recomienda utilizar el aceite de Neem durante el proceso de desarrollo del ficus robusta.

Otros tipos de ficus: