Cómo cuidar un bonsái

¿Te encantan los bonsáis pero no tienes ni la menor idea de cómo cuidarlos? En este artículo aclararemos todas tus dudas sobre bonsáis y te ayudaremos a mantener tu bonsái sano y hermoso.

Primer punto importante, ¿Dónde ubicar tu bonsái?

Sabemos que la tentación es grande, pero el lugar más idóneo para poner un bonsái no es el medio del salón o en aquella monísima mesa del rincón, ¡Jamás! El bonsái es un árbol, que a pesar de estar en miniatura, no deja de necesitar una buena dosis de rayos solares. Pero no podemos generalizar demasiado. Cada especie utilizada para hacer el bonsái tiene una exigencia diferente, de modo que algunos tipos de bonsáis requieren mucha luz y otros no tanto. ¿Cómo saber cuando una especia necesita más luz que otra? Fácil, si las hojas del bonsái se vuelven amarillentas, es porque recibe un exceso de luz. Si las hojas se quedan muy oscuras, es una señal de que le falta luz. Lo ideal es cambiar la planta de zona hasta encontrar el lugar más idóneo para ubicar el bonsái.

¿Cómo regar un bonsái?

El número de riegos varía según el clima y la temporada del año. En las estaciones más frescas, basta con regar una vez por semana, mientras que el las estaciones más calurosas y secas, lo ideal sería regar cada día. Aunque es es importante recordar que a las plantas en general y en concreto a los bonsáis, no les gusta el agua en exceso. No son pocos los bonsáis que se mueren por exceso de agua.  Si la tierra siempre esta encharcada terminará por “ahogar” las raíces del bonsái, así que lo mejor es regar y esperar a que la tierra de la maceta esté casi seca para volver a regar. También es preferible poner una menor cantidad de agua para asegurar que las raíces de la planta no se pudran.

En la gran mayoría de bonsáis, y en especial para las miniaturas creadas a partir del ficus benjamina, es recomendable pulverizar las hojas con agua mientras se riega, excepto en el caso de que las hojas presenten enfermedades. En este caso, es mejor evitar mojar las hojas para evitar la proliferación de hongos.

¿Debo colocar abono o no?

Sí. Cualquier tipo de planta necesita nutrientes para crecer. Estos nutrientes normalmente se extraen del sustrato (tierra). Sin embargo, como las macetas de bonsái suelen ser pequeñas, la planta agota rápidamente los nutrientes de la tierra, obligándonos a usar algún tipo de abono.

Hay muchos tipos de abonos, que pueden ser orgánicos o minerales, en polvo, granulados o líquidos. Recomendamos que inicie con abonos orgánicos, ya que son en general menos arriesgados en caso de errores. ¡Muy cuidado en el uso de abonos! Utilice sólo la cantidad recomendada por el fabricante. El exceso de abono también puede ser negativo y puede causar la muerte del bonsái.

Tipos de bonsai con ficus benjamina

¿Cuándo cambiar la maceta del bonsai?

Lo que limita el tamaño del bonsái es principalmente el tamaño de la maceta, ya que el espacio reducido impide el crecimiento de las raíces. Pero,  si dejamos que las raíces crezcan demasiado y ocupen todo la maceta, el agua deja de infiltrarse por el sustrato y la planta empieza a resentirse. Por regla general, se debe cambiar el bonsái de maceta al menos a cada 2 años.  Para cambiar la maceta se recomienda cortar cerca de dos tercios de las raíces, para que la planta mantenga su tamaño y cree nuevas raíces.

Plagas y enfermedades que atacan a los bonsáis

El problema más común en los bonsáis es la aparición de los pulgones, que se pueden eliminar fácilmente pulverizando una mezcla de agua y detergente. En caso de ataque de hongos, evite mojar las hojas, y deje el bonsái en un lugar más iluminado y de preferencia que la luz del sol le toque directamente.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado por: tu-web-ya.net